Critica. Superman regresa

Dirección: Bryan Singer.
Guión
: Michael Dougherty, Dan Harris, Bryan Singer.
Reparto: Brandon Routh, Kevin Spacey,  Kate Bosworth, James Marsden, Frank Langella, Eva Marie Saint.

Por Javier Califano.

Superman llevaba veinte años ausente de la gran pantalla, y de una forma conveniente  esa ausencia se traslada al notable argumento de la película que lo trae de regreso.  Determinado  desde  un inusual relato de estructura “clásica”,  el nuevo advenimiento de Superman  representa un desafió cinematográfico que se impone a  las vertiginosas y desasidas tendencias narrativas contemporáneas que imperan en el “cine de entretenimiento”.  

La obra de Bryan Singer (Los sospechosos de siempre; El aprendiz; X MEN; X2)  despliega  una narrativa decididamente “clasicista” respetuosa de la estabilidad de las formas y el predominio de la lógica en el armado del relato.  Es necesario  destacar en esta nueva entrega la búsqueda de una transparencia narrativa (lograda por sus guionistas Michael Dougherty, Dan Harris) que no intenta romper con lo anterior -léase las primeras dos entregas de la saga de “Superman” de Richard Donner- sino que representa un punto  trascendente y continuador que enriquece la línea argumental vigente en “Superman Regresa”. 

Superman Regresa  presenta  en cada escena y en cada encuadre,  elaborados momentos cargados de motivos y elementos simbólicos que habrán de categorizar una línea argumental alegórica. Por lo que el film se compromete en pos de  una descripción filosófica y  teológica El gran Superhéroe  ha estado fuera de la Tierra, encauzado  hacia   un éxodo en el espacio para buscar lar ruinas de su planeta natal,  en clara referencia a una  jornada de certezas sobre sus orígenes.  Pero  es ahora cuando regresa, para enfrentarse a un  mundo ha seguido adelante sin Superman, por lo que deberá dilucidar su papel en el mundo,  y eso no es lo más doloroso, sino el hecho de que también Lois Lane  haya mirado hacia el futuro, se encuentre en pareja… y además con un hijo. Por sobre todo cabe destacar que el Superman de Brandon Routh, es notable y muy personal, aunque se reconoce delineado  sobre el de Christopher Reeve,  pero en esta nueva versión cinematográfica  se lo aprecia un tanto más distante,  apesadumbrado y melancólico. En tanto que el Lex Luthor de   Kevin Spacey, representa a un ser  magnifico, desbordado  y aterrador, constituido por una voluntad “de poder”. El popular antagonista del ultimo hijo de Krypton, es  un ser capaz de justificar causas despiadadas sin considerar cuestiones de ética y  moral en sus cometidos.  Un icono nietzscheano en todo su esplendor, a quien cabe la máxima mas estremecedora del pensador (…) ¿Qué es lo bueno? “Todo lo que eleva en el hombre la voluntad de potencia”. 

Superman, Clark Kent: la identidad.

Muchos afirman y se jactan de la “supuesta” ingenuidad de un  film que plantea  que justo ahora que Superman regresa a
la Tierra después de cinco años, pocos se dan cuenta de la ausencia de Clark  Kent, quien  vuelve a disponer de su empleo  en el Daily Planet, sin que nadie registre que él  ha pasado tanto tiempo fuera como el hombre de acero.
 Pero justamente eso es lo importante… Clark Kent pasa desapercibido por su entorno, poco importa que este presente o no, ni siquiera se detienen a saludar al pobre Clark por su regreso, solo  entorpece el paso del resto de las personas…. Toda la atención esta en el retorno de Superman.
De  algún modo Clark Kent siempre  gozo o padeció  la transparencia -no solo metafórica, sino literal- propia  del  carácter de un hombre escueto y estereotipado. De quien poco importa que desparezca o este ausente.  

 Una película sin banderas en el firmamento. 

En el nuevo film de Bryan Singer  no hay lugar ni espacio para  “Propagandas nacionalistas” o el enaltecimiento del Espíritu americano. Esta  argumentación  queda aclarada cuando conocemos que ahora se habla, más prudentemente,  sólo de “la verdad y la justicia…”. cuando el lema que se plegó al personaje luego de la década del 50´ no fue otro que “verdad, justicia y estilo de vida Americano”.Hecho por demás anecdótico que vale mencionar es que  “no” aparezca en ninguna escena del film alguna bandera americana ondulante sobre el firmamento. La prudencia establecida desde hace algunos años para narrar las pertinentes  historias de “Superman” en Comics, cine o  TV   busca desligar al personaje  de toda  bandería política y nacionalista, producto de obtusos guionistas y magros planes editoriales que en décadas infames de la historia Americana,  poco le aportaron al personaje y lo alejaron de los preceptos originales de sus creadores. 

Esperando al Mesías (una alegoría judeocristiana). 

En el libro  de  Stephen Skelton, autor de “El Evangelio según el superhéroe más grande del mundo”,  refiere a  la representación de Superman  y a  los iconos religiosos  del pueblo Judeocristiano. Dentro del mitología propia del personaje es interesante conocer, como se enaltecen las sagradas figuras del “Padre” que  envía “a su único hijo” para salvarlo de la destrucción de su planeta natal, pero también para salvar a un pueblo, en clara referencia  a la humanidad… Un pueblo   potencialmente bueno, pero que necesita “una luz que les muestre el camino”.Es interesante el análisis etimológico  de las palabras que componen los  nombres de Padre e Hijo de origen Kryptoniano: Jor-El y Kal-El (los cuales  poseen resonancias bíblicas). Atención el prefijo “El” en la lengua Hebrea significa Mesías, o Salvador.   De todas formas,  esto no es  un caso aislado de interpretación, ya que en este mismo orden  se presenta uno de los mas  interesantes y  notables diálogos de “Superman Regresa”, cuando  el Hombre de Acero debate con su eterno amor Lois Lane, sobre la necesidad de la humanidad de sentirse protegida por un salvador… Superman: No se si la gente necesite un salvador, pero cada noche puede oírlos llorar y clamar por que uno se haga presente”. 

En una época necesitada de símbolos, Superman se ha convertido   en la representación y el enaltecimiento  de  valores claramente definidos. El personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en la revista “Action Comics”,  llega a nosotros como el representante absoluto de una genero  artístico: El comic,  donde  a lo largo de 70 años, el personaje ha logrado trascender  las fronteras mismas de la cultura y de la fe para convertirse en un símbolo… que consigue inspirarnos conceptos como el valor, la honestidad o el sacrificio. Superman es, por tanto, un símbolo de esperanza. Estas semblanzas y propias de un personaje originario de los Comic Books remiten  de modo directo a Jesús, Moisés y otros héroes bíblicos en demasiados  aspectos…. Esto es parte de la mitología  de un ser mas humano que los humanos… esto parte de un aspecto poco común que nos permite teologizar en nombre de  Superman. Superman Regresa  es una obra merecedora de las características propias de los grandes relatos clásicos, al constituirse desde un  elocuente discurso que lleva al mas grande de los Superhéroes a manifestar su característica mesiánica. Asumiendo la estructura propia  del Evangelio, con  sacrificio, muerte, redención y la entrega de un mensaje de esperanza.

Un pensamiento en “Critica. Superman regresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s