Critica. Hot Fuzz.

Por Javier Califano.

Entusiastas de una escuela de humor británica sustentada en el absurdo social, popularizado por Bennie Hill en la década del ´80 las obras de Simon Pegg, Edward Wright y Nick Frost, rescatan esa peculiar y cáustica forma de observar a la sociedad británica. En este estilo de humor que se conjuga el costumbrismo con las alocadas referencias cinematográficas de grandes realizadores y de populares películas de los últimos tiempos. Estos tres jóvenes talentos se forjaron en experiencia con el bagaje de dos populares series de televisión Británica de los últimos tiempos como “Spaced” y “Hiperdrive”. Wright, Frost y Pegg consolidaron su salto a la pantalla grande, con la exitosa comedia  “Shaun of the dead”  capaz de mofarse con altura y elegancia de un sinnúmero de films de Zombies… quien podría pensar que los pubs Londinenses y los muertos vivientes podrian llevarse tan bien en la pantalla grande. 

El trabajo de estos tres jovenes  comenzó a llamar la atención de los mas ilustres realizadores como Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, quienes convocaron a los artistas a realizar uno de los trailer ficcionados que formara parte del intervalo de cada una de las presentaciones de “Grindhouse”. Entonces sin más preámbulo nos introducimos en el nuevo advenimiento cinematográfico de los jóvenes que desde Londres verdaderamente hacen estallar a carcajadas al mundo. “Hot Fuzz” mas alla de estar parodiando al cine de acción, resulta una comedia por demás arraigado a los costumbrismos, con subjetivos golpes al estilo de vida campestre, y al vértigo Londinense.   Nicholas Angel (Simon Pegg) es el mejor policía que Londres tiene que ofrecer, con un registro del arresto 400% superior que cualquier otro funcionario en la fuerza. Angel es tan bueno, que hace a todos los demás parecer mediocres. Como resultado, los superiores de Ángel lo envían a un lugar dónde sus talentos no serán venerados por la comunidad; y de este modo en Londres podrán dejar  de lado la vergüenza a la que son sometidos con la presencia de Nicholas Angel en la ciudad. 

El nuevo destino del Superpolicía Angel no es otro que  un  pueblo soñoliento y aparentemente libre de tazas de crimen: Sandford.                          Una vez allí, él está asignado de compañero con bonachón, pesado y jocoso  agente de policía Danny Butterman (Nick Frost). El hijo del amable jefe de Policía Frank Butterman.    

Nicholas Angel debera lidiar con que su nuevo compañero, Danny es un entusiasta de las grandes  película de acción y cree que  con su nuevo compañero de la gran ciudad, tendría la oportunidad de  ser  “El chico malo del destacamento policial”  y  asi  experimentar una  vida de tiroteos y persecuciones en  automóvil, que tanto anhela. El Agente Angel, se esforzara por desalentar la  fantasía infantil y el entusiasmo de Danny… Sin embargo, con una serie de accidentes espantosos el pueblo, Angel se convence que Sandford no es lo que parece y que cuando la intrigase acreciente , los explosivos sueños de Danny con  explosivo, alto-octano, persecuciones de automóvil-persecución, acción extrema, y tiroteos  estarán cada vez mas cerca de hacerse una realidad.  Será entonces tiempo para que  estos policía provincianos, se salgan un poco de las reglas de justicia y se enfrenten a la gran cuidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s