Critica. Matar o morir (SHOOT ‘EM UP).

shootemupmainposter.jpg

Dirección y Guión: Michael Davis

Int: Clive Owen, Paul Giamatti, Monica Bellucci.

Por Javier Califano. 

SHOOT ‘EM UP es una expresión que libremente puede entenderse como “Disparale  a todos”.  El  film  de  Michael Davis, de provocativa  factura, moralmente disidente y repleta de humor negro y sarcasmos, plantea un ángulo  anti-establishment en el cine contemporáneo, combinando  la influencia del cine de  acción Hollywoodense con el estilo narrativo de la comedia  Indie americana, junto con una gran  dosis de inspiraciones provenientes del acción de  Hong Kong. No obstante el festival de peligrosos cascarrabias que brindan Clive Owen y Paul Giamatti, actores con mayúsculas que hacen gala de tipos malos, realmente malos, que  lejos de toda posición maniquea buscan superar el morbo de memorables personajes de la pluma y el ojo díscolo  de Quentin  Tarantino.  

La  violenta irrupción en la pantalla que tiene  Sr. Smith (magnifico Clive Owen) denota a un frankenstein de celuloide que llega a la vida por medio de un infame  desmembramiento de los estereotipos de los hombres recios del cine de todos los tiempos de Hollywood, uno de los rasgos mas agudos de este personaje-quimera encuentra su medula en los antihéroes  del cine como  Bruce Willis o Clint Eastwood, pero su perfil mas exclusivo rememora a figuras como Bogart o el mítico James Cagney , a quien el versado guión de Davis dedica unas líneas memorables acerca su cinematografía.  

Sr. Smith es el hombre más propenso a estallar en ataques de furia, y por lo tanto,  la peor persona en el mundo para otorgar el cuidado de un  niño recién nacido. La joven madre del pequeño en cuestión morirá en medio del precario trabajo de parto, pero en su ultimo aliento le implora al Sr. Smith que proteja bajo cualquier circunstancia a su bebe. Smith piensa que los asesinos liderados por Herzt, un   ex jefe del FBI (un estupendo Paul Giamatti) estaban detrás de  la madre, pero muy pronto deducirá que el verdadero objetivo no es otro que el  bebé… quien pone en peligro al futuro de los Estados Unidos y al registro nacional de armas de fuego.

Sin un lugar donde ocultarse de las constantes amenazas, Smith no puede desplegar su habitual puesta en escena de la muerte, ya que debe proteger la vida del bebe y desentrañar el misterio que le costo la vida a su madre. No obstante, para poder impartir un poco de muerte y tortura a los mafiosos de turno, Smith decide recurrir a los servicios de DQ -Dairy Queen- una exuberante prostituta (Monica Belluchi) quien encanta a sus clientes con sus mas que generosos pechos como atributo, por lo cual,  Smith  contratara sus servicios como Lechería ambulante  para la satisfacción del pequeño lactante.

Por los conocidos atributos de belleza física creo que estamos de acuerdo que  Monica Belluchi,  es la heroína perfecta para este film.

Mientras otros tipos recios del cine se pasean de principio a fin con un cigarro en la boca, El Sr. Smith no deja de comer  zanahorias – una suerte de fijación oral- Si, como el mas emblemático conejo de la Warner (¿?) mientras  se propone hacer frente a medio centenar  de tipos armados hasta los dientes. Otro de los tópicos que alejan al Sr. Smith de la gran  generalización del antihéroe, son problemas que ningún otro pudo afrontar: armado con una pistola de saldo y algunas pocas –y bien aprovechadas- balas que canjea con cheque del banco de sangre y otro del banco de esperma… El Sr. Smith es un cocoliche que gracias al humor negro  recoge el legado de los tipos duros, temibles y de pocas palabras, para desplegar en la pantalla grande un sinnúmero de situaciones estrafalarias se suceden en los 87 (muy vertiginosos) minutos de un film que propone  mantener con vida al  paradigma del antihéroe.Matar o morir resulta en un  ególatra ejercicio narrativo acerca de las  generalidades del  Hard-boiled “ultraviolento” incluyendo  tiroteos  en medio de una escena de sexo y otro con dos personajes en caída libre a miles me metros de altura.

El film de  Davis se presenta fervoroso e incisivo, un atípico pero implacable film de gangsters del siglo XXI que dispone una estructura dramática plagada de golpes de efecto arriesgados y vertiginosos… y tal vez ahí radique el punto de presión que se le pueda objetar al film, que habrá de  desentenderse del grueso del público y del sentido mismo de contar una historia- que se formulaba divertida y socarrona- para hacer un derroche de reinterpretaciones estilísticas acerca del cine de acción de los últimos tiempos.

Un pensamiento en “Critica. Matar o morir (SHOOT ‘EM UP).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s