Critica. Cloverfield

22.jpg

Dir: Matt Reeves.

Int: lizzy Caplan, Jessica Lucas, T.J. Milller, Michael Sthal-David.

Por Javier Califano.

La sagacidad del productor J.J. Abrams (uno de los creadores de “Lost”) propone una saludable extravagancia cinematográfica para los géneros de ciencia ficción y terror, en tiempos donde los serial killers y todo tipo de amenaza sobrenatural sacaron residencia en los campus universitarios. “Cloverfield” es la respuesta americana al exitoso film coreano “The Host” pero sin la pericia para ejecutar acertados giros narrativos que le permitían al film de Joon-ho Bong conjugar la ciencia ficción, la comedia, el drama y el terror en favor de un espacio narrativo que oportunamente concedía características rupturistas y dóciles detalles surrealistas a la composición de la obra.
En la contrapropuesta occidental encontramos una loable capacidad para manejar una vertiginosa puesta en escena, sostenida por la permanente presencia de cuatro actores en escena que representan la marcha a contramano de las víctimas (sí, todos huyen despavoridos y nuestros amigos van directo al centro de la amenaza) para salvar a la sensual novia de uno de los héroes de ocasión.

Durante una intensa hora y media, la ausencia de estructura narrativa mantiene la atención del espectador gracias a una suerte de documental que resulta del hallazgo de los chip de una cámara digital que poseían los devenidos héroes/víctimas del ataque de la colosal abominación a la ciudad de Nueva York.
Sin una idea central en el relato, sólo con una “justificación” que pretende registrar en una forma de documental ficcionado las maravillosas atrocidades que realiza la criatura sobre la ciudad, “Cloverfield” propone una perspectiva desde la iniciativa de los damnificados contra un mal de proporciones desmesuradas, la que, en este caso, no esclarece si el monstruo es producto de la contaminación radioactiva, o el primo beodo de Godzilla con parásitos, o una insolente amenaza orgánica del espacio fuera de las proporciones y leyes naturales.

“Cloverfield” mantiene en vilo a los espectadores… misión cumplida… El precio de la entrada justifica cada estremecimiento que se registra en pantalla, por lo tanto es un entretenimiento garantizado, pero algunos desprevenidos habrán de esperar un film comprometido socialmente, una critica al sistema, un metamensaje en la destrucción que deja a su paso la bestia…No, “Cloverfield” es sólo un recreativo placer visual, y cabe destacar que uno no sabe si la amenaza fue contenida o siguió su raid destructivo…Libertad y ausencia de límites, que son las características de este monstruo grande (muy grande) y que pisa fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s