Critica. La Brújula Dorada

copass-gold.jpg

Dirección: Chris Weitz.
Int: Nicole Kidman, Daniel Craig, Dakota Blue Richards, Eva Green, Sam Elliott, Derek Jacobi.
Basada en los controvertidos libros de Philip Pullman.

Por Javier Califano.
“La Brújula Dorada” es el primer capítulo de una trilogía cinematográfica iniciada por Chris Weitz, basado en el suceso precedente de la saga literaria titulada “La materia oscura”, escrita por el inglés Philip Pullman.
El film retrata el iniciático y fantástico viaje de Lyra Belacqua (Dakota Blue Richards, toda una revelación) a través de las rasgaduras del velo cósmico, por lo que se intuye posible atravesar todo tipo de realidades y mundos paralelos plagados de algo más que mitología, magia y esoterismo. El significado mismo de “La materia oscura” es una naturaleza “heterodoxa y revolucionaria”, como la verdadera esencia de una aventura, que comienza cuando la niña recibe un regalo un tanto extraño por parte de uno de los superiores de la escuela donde ella reside: una brújula dorada, que habrá de responder todos aquellos cuestionamientos bien formulados. El propósito del regalo no está claro, pero lo que es evidente es que habrá muchos interesados en el devenir del preciado objeto en manos de Lyra.
A diferencia de otros relatos relacionados con las aventuras, el género fantástico y cierto halo épico, “La materia oscura” incrementaráa el valor de los simbolismos y de algunos dogmatismos revolucionarios (de ningún modo religiosos), cuando se exhiben los principios ideológicos de la obra de Pullman, que marcará una notable diferencia con relatos como “Las crónicas de Narnia”. Es necesario mencionar que la obra de C.S. Lewis está repleta de connotaciones y lecturas alegóricas, donde los símbolos e íconos propios de la religión cristiana acuden al relato para surgir en representaciones como la del león Aslan, representación inobjetable de la figura de un Mesías, más precisamente, Cristo.

De igual manera, en “Las crónicas de Narnia” también se hacen presente otras corrientes de fuerte connotación alegóricas: Las referencias Artúricas, influenciadas por “The once and the future King” , la obra maestra de Terence H. White, otro prolífico catedrático de Cambridge, correligionario de C.S. Lewis.
En el fantástico mundo de Lyra Belacqua, todos los humanos caminan junto a las manifestaciones corpóreas de sus almas (Daemons), nobles criaturas provenientes de un elegante y extraordinario bestiario (hurones, tigres, monos que hablan y cambian de forma) que no habrán de separarse de sus regentes.
Lyra, nuestra heroína, es una joven huérfana, su único y más cercano familiar es Lord Asriel (Daniel Craig), un expedicionario científico expuesto a todo tipo de peligros al recorrer mundo(s) en busca de pruebas y certezas que -en nombre de la ciencia y la razón- habrán de refutar todos los dogmas y condicionamientos civiles del gobierno religioso imperante, conocido como El ministerio, mixtura de un régimen inquisidor que representa una suerte de híbrido del Vaticano y el tercer Reich, que en nombre de dios, habrá de manipular y coartar a la ciencia, la tecnología y toda forma de conducta librepensadora.
La vida de Lyra trascurre sin sobresaltos, por lo que la niña no pierde ocasión para escapar del internado (religioso- escolar) en donde se encuentra, para jugar con los hijos de los gitanos que residen en los bosques aledaños a la ciudad, fuera de las normas de obediencia civil de “El ministerio”.
La aventura de Lyra dará comienzo gracias a una innata curiosidad e impertinencia que la conducirán a salvar la vida de su tío Lord Asriel, quien durante una visita a su sobrina será el objeto de un (fallido) atentado ejecutado por la severa autoridad de “El ministerio”. Desde el mencionado suceso del que Lyra es protagonista, será el foco de atención de Marisa Coulter (Nicole Kidman), una muy misteriosa aristócrata representante de los asuntos confidenciales del Ministerio.
En su escape del acoso de la Srta. Coulter y los agentes del Ministerio, Lyra encontrará a un grupo de originales guardianes: un vaquero benévolo llamado Lee Scoresby (si del Oeste se trata, el inconfundible Sam Elliott); Lorek Byrnison, un oso polar- príncipe vikingo desterrado (con la voz de Ian McKellen) y Serafina Pekara, una joven bruja guerrera (Eva Green), quienes habrán de ayudar a Lyra en medio de una inminente guerra que se desatará en todos los planos dimensionales del rasgado velo cósmico.
Es por demás interesante el tratamiento de los personajes de Daniel Craig y Nicole Kidman, quienes parecen destinados a revelarse ante Lyra como una cruel broma del destino… y, por lo tanto, es comprensible la naturaleza de una joven que habrá de desconfiar de adultos y de figuras paternales. En verdad, ningún suceso cinematográfico desde “La Guerras de las Galaxias: el imperio contraataca” ha exhibido más dudas sobre la sinceridad de las figuras de autoridad-paternales como el presente film, que esencialmente postula a los niños como espíritus puros y libres, en tanto que sus antecesores son representados como figuras dominantes y manipuladoras. Nada más elocuente para hacer emblemática esta confrontación entre la inocencia y la madurez, que la batalla final del film, en donde liderados por Lyra Belacqua cientos de niños en pijamas y aferrados a sus ositos de peluche no habrán de ceder un centímetro y se jugarán su destino en las frías tierras del ártico frente a un ejercito de temibles soldados del Ministerio.
Desde su estreno, el film ha contado con la masiva aceptación del público, por lo cual el éxito salvaguarda la continuidad y el rédito de la franquicia… Pero nos referimos a un elaborado y muy cuidadoso producto de estudio Hollywoodense y, por lo tanto, los tópicos más controvertidos de la obra literaria de Philip Pullman, como son las referencias cruzadas y las calurosas críticas a los sistemas imperantes en la Iglesia Católica, se verán aplacados en demasía en el paso a la pantalla grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s