Critica. EL DÍA QUE LA TIERRA SE DETUVO.

day0

YA TE VIMOS SALVANDO AL PLANETA…

Dirección: Scott Derrickson

Intérpretes: Keanu Reeves, Jennifer Connelly, Kathy Bates.

Por Javier Califano.

En 1951, el film de Robert Wise “El día que paralizaron la Tierra” tenía todos los parámetros de un film “Clase B“,  siendo una producción que circulaba por fuera del sistema de Hollywood, apostando entonces por un género menor como la Ciencia Ficción, pero dotada de una  temática argumental por demás arriesgada e implacable para el contexto histórico e ideológico de la Norteamérica de mediados del siglo XX.

La paranoia social  resultó un lugar común peligrosamente adosado al  extravagante “Estilo de Vida Americano” durante la década del 50,  en pleno apogeo y furor de la Guerra fría contra la amenaza comunista.

El ultimátum comunista,  los traidores al sistema, y la amenaza roja llegaban por todos los frentes y géneros disponibles en la industria cinematográfica de Hollywood: en el cine de suspenso, con dobles agentes e intrigas internacionales, o en melodramas que truncaban pasiones en pos de traiciones y deberes con la nación.

Pero el cielo no sería el límite para una histeria colectiva creciente y por demás lucrativa de la que sabría cómo aprovecharse la industria de Hollywood,  adaptando guiones al género de la ciencia ficción para enfrentar todo estilo de amenazas comunistas: entonces se volvieron recurrentes las invasión de Marte, el planeta rojo.

Fue entonces que  la aventura y el imaginario se vieron alterados en su condición, para transformarse en simple propaganda.

“El día que paralizaron la tierra” contaba cómo  un extraterrestre casi omnipotente llamado Klaatu llegaba a  Washington en su Platillo Volador, con una osada propuesta para los Gobernantes de la Tierra. Robert Wise apostó por un discurso pacifista, pretendió no mostrar “Al otro”, “Al diferente”, “Al extranjero” como una amenaza inminente, sino como “Alguien” con voz y algo para decir.

En pleno siglo XXI, el regreso de Klaatu  (un Keanu Reeves que hace gala de la economía de las expresiones) apuesta  a que en una larga hora y media de extensión se contesten  todos los interrogantes científicos, bélicos, filosóficos que el espectador no se preguntó. Confundiendo, así, el devenir del relato en un insólito y confuso discurso  de filosofía “New Age”, liviano panfleto ecologista, y “discreto” entusiasmo ante el fin del período de gobierno republicano.

Apostando a edulcorados momentos de afectado sentimentalismo, no falta el -ya agotado-recurrente tópico de “la familia disfuncional”  de una joven y viuda científica (la siempre adorable Jennifer Connelly), especializada en microbiología espacial, quien debe sobrellevar la vida cotidiana con su pequeño -fastidioso- hijastro (el hijo de Will Smith, bastante creído), quien debe ayudar a escapar a Klaatu de las instalaciones militares donde lo mantienen aislado y próximo a ser interrogado y tal vez diseccionado.

El peculiar trío en fuga se demuestra de humores caldeados, mientras Keanu Reeves continúa toda la película con “una onda 0%” y una imperturbabilidad que hace a uno considerar que el noble tío Arnold es el rey de la comedia en films como Terminator I y II, aún cuando interpreta a un  robot. Una vez más, Keanu ya ni siquiera preocupado por frasear las líneas con su particular cadencia,  se muestra aún más rígido y frío que Neo,  el protagonista de Matrix, en donde reflexionara sobre la condición del hombre, detenía balas con el pensamiento y dejaba fuera de combate a sus oponentes con elegantes movimientos.

“El día que la tierra se detuvo”, en su versión del siglo XXI, deja en el espectador un sinsabor por el entretenimiento ausente. Pero será el cinéfilo -o todo espectador vinculado a los clásicos-   que sienta el regocijo de una  remake sin necesidad alguna de ser,  carente de dimensiones narrativas, donde el carácter alegórico que enalteció a la obra original  brilla por su ausencia en favor de un producto fallido, frío y vacío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s