TURA SATANA 1938-2011

Por Javier Califano.

Se nos fue una leyenda. Tura Satana puede tener  tan  sólo un puñado de películas, pero supo como dejar una impronta eterna de misterio y erotismo en el mundo del cine explotation. Lo bueno es que pudo ser reconocida en vida como una celebridad arraigada al cine de culto.

Las chicas malas son hermosas,  también peligrosas, son difíciles de tratar y es muy difícil llegarles al corazón. Hay un montón de actrices talentosas y atractivas que la  “juegan” de heroínas de acción en el cine, pero muy pocas parecen tener una vida intensa fuera del Set de filmacion. Todas las muñequitas de ocasión utilizan dobles para las escenas de acción para ocultar su falta de habilidad en el combate real… pocas Heroínas le dieron lucha a la vida, como Tura Satana.
Tura Luna Pascual Yamaguchi, era hija de un actor de cine mudo de ascendencia japonesa y filipina, y su madre era una artista de circo nativa americana descendiente de cheyennes, con sangre escocesa.

Se conoce sobre su abundante biografía, que a  muy temprana edad logró sobrevivir a los campos de concentración que el gobierno Americano, había destinado a los descendientes de japoneses en el Manzanar, California. Durante la segunda guerra mundial. A los diez años tuvo que cargar con el trauma de una violación, el caso llego a la justicia pero sus atacantes no fueron  procesados por ser americanos…El crimen queda impune.

Llegada la etapa escolar, como si todo lo vivido no bastase, debió soportar el acoso escolar permanente por sus rasgos orientales, hasta que cansada de los castigos somete a las otras niñas a una feroz golpiza, estos sucesos e ira contenida, la llevan a formar parte del equipo de atletismo escolar, donde destaca en la mayoría de las disciplinas.

A la temprana edad de 15 años, Tura Comenzó  su carrera como bailarina y desnudista en exclusivos teatro de variedades de Nueva Orleans, donde amasa una pequeña fortuna y se traslada a California para ser tratada como una Celebridad con números y cuadros de baile en selectos clubes nocturnos, que incluían kimonos, vestidos traídos especialmente desde Japón, con cuentas de oro,  tangas y ligueros con aditamentos para cuchillos, espadas y una gran estatua de Buda. Su Show nocturno se convirtió en el más popular de Hollywood. El peculiar encanto de la joven, su voluptuosidad, sus rasgos exóticos y su fama de diestra karateca, no tardaron en llamar la atención de los productores de cine de Hollywood, que le ofrecieron  tomar  pequeños papeles en series de TV como Hawaiian Eye,  Burke’s Law, The Man from U.N.C.L.E. y The Girl from U.N.C.L.E.

Inmediatamente llegarían los ofrecimientos de los grandes estudios para integrar roles de reparto. Tal vez su film mas recordado es  “Irma la Douce” (1963) de Billy Wilder, protagonizado por Jack Lemmon y Shirley MacLaine.

No fue sino hasta que dos años mas tarde cuando  Russ Meyer, un cineasta aficionado a los selectos clubes de Variete  de Hollywood, la visualizo como la heroína de sus sueños  para el film  Faster, Pussycat, Kill! Kill! Film con el que Tura Satana se convertiría  en leyenda.

Una de las populares  anécdotas y mitos alrededor de la figura de Tura, proviene del rodaje de Pussycat, donde Russ Meyer mantenía una política  férrea  de “no tener relaciones sexuales durante el rodaje”, regla que debía ser acatada por todo su elenco y el equipo. El realizador quería tomar toda esa energía y frustración para ponerla pantalla. La única persona que declino la demanda de Meyer fue Tura Satana, quien exigía un hombre cada noche o se marchaba de la película. Varios técnicos se ofrecieron gustosos para ser entregados en ofrenda a Satana. Ella se quedó.  El film se completo. El resto es historia.

Más allá de Pussycat, Satana protagonizó clásicos de culto como Astro Zombies y The Doll Squad. Rodeándose de un halo  misterioso,  ella rara vez hizo otras apariciones publicas, salvo dentro del circuito de convenciones y galardones del cine de culto, donde es idolatrada por una legión de Fans a través del tiempo

Tura Satana tuvo una vida legendaria como guardaespaldas experta en artes marciales, bailarina de burlesque, actriz, doble de riesgo, un fogoso romance con Elvis Presley, enfermera y radio operadora  de la policía de California, esposa y madre. Ella ha sido todo eso y más en su vida.

Tura Satana supo convertirse en una chica de cuidado, una verdadera heroína de acción dentro y fuera de las películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s