Review. Action Comics #1.

Guión: Grant Morrison

Arte: Rags Morales.

Por Javier Califano.

Action Comics # 1. No sólo actúan como título año cero de la reformulacion editorial DC New52,  sino que también representa el esperado retorno de Grant Morrison a la esencia de Superman luego de su aclamado trabajo en la aclamada serie “All-Star Superman”.

Grant Morrison le depara al más grandioso de todos los Superhéroes un regreso a sus humildes inicios, allá lejos cuando la creación de Siegel y Shuster era el campeón de los oprimidos y no el gran boy scout azul de las últimas décadas. Al igual que en sus orígenes en la década del 30, Superman no puede volar (sino que salta grandes distancias), desarrolla hipervelocidad y es algo vulnerable. Pero a diferencia de entonces, nuestro héroe es un joven e impetuoso activista que enfrenta a unos muy despóticos hombres de negocios y a cuanto Neonazi y esposos abusivos se de paso por la gran ciudad.

Alguna vez hubo un Superman afable y puritano que comía todos sus cereales por la mañana, siendo funcional a las leyes y al status quo vigente. Durante mucho tiempo el Hombre de Acero fue un obediente centinela de la libertad, pero en este relanzamiento del universo DC, aceptamos que el mundo ha cambiado,  por lo tanto,  admitimos que por mas alienígena de Krypton que se trate, Kal-El fue educado, criado enla Tierra… y como todos nosotros esta buscado su lugar en el mundo y su causa, por lo tanto resulta mas que interesante contemplar algunos sus problemas de conducta.

 

Es interesante el concepto de simetrías que propone Morrison en Action Comics #1  aventurándose a establecer un paralelo entre este nuevo Clark Kent y el clásico Peter Parker de Marvel, sobreviviendo en un sórdido barrio deBahía Hobb en Metropolis… Donde por más Super Hombre que sea, Clark se la debe rebuscar para afrontar su renta mensual y llevar adelante su vida en la gran ciudad.

En tanto que en su faceta de héroe fraterno y caritativo, se ha ganado el clamor popular de los habitantes de los suburbios, quienes entienden en la causa de Superman una inspiración e incluso están dispuestos a defender a su héroe, ante las fuerzas militares que lo persiguen por Metropolis.

De este modo se establece la figura de Superman como referente del Folclore popular, las leyendas y la tradición oral en esta instancia de campeón de los oprimidos, que lo emparenta intencionalmente – por gracia de Morrison – con la figura legendaria de Paul Bunyan. Entre las múltiples hazañas de gigantesco Leñador, esta la creación de los diez mil lagos de Minnesota a partir de sus huellas, el Gran Cañón arrastrando un hacha colosal y la neblina de la costa oeste con el humo de la pipa del leñador.

Esta reformulación de Superman no obedece a instituciones gubernamentales y sigue sus propios ideales que escapan a la  aplicación de la ley. Él está aquí para defender a todos  aquellos que no pueden defenderse,  incluso si esto le  vale ser  perseguido por la policía y ser considerado una amenaza por el ejército de los Estados Unidos.

La figura de Lex Luthor se presenta en el relato como un consultor del ejército,   fascinado por la figura de Superman. Luthor destaca como un personaje ambicioso,  estratega e inteligente, , tanto que en pocas paginas puede  disponer de Metropolis como un tablero de Ajedrez y poner en jaque a este nuevo Superman vehemente y abnegado.

De manera similar, Morrison introduce a Lois Lane y Jimmy Olsen , dos personajes  fundamentales para el desarrollo y dinámica social de Clark/Superman, siendo los que por años sacaron a relucir su costado mas ingenuo y humano. Aquí no hay grandes preámbulos, el lector conoce a los personajes por años de tradición y películas, por lo tanto Morrison  no pierde el tiempo y los pone inmediatamente en acción, apelando al carácter fraternal de Olsen y al espíritu competitivo de Lois Lane.

El trabajo artístico de Rags Morales se presenta apropiado para el tono de la serie y esa atmósfera tan urbana que vislumbra en  Metrópolis, algo menos Art Deco que de costumbre y siendo mucho mas un homenaje a los trabajos de  Will Eisner (mirar con atencion por el graffiti W.E”) y al talento de Wally Wood (en el cartel superior de la misma viñeta).

Action Comics #1 resulta una experiencia gratificante para los lectores que han querido volver a las raíces de Superman y también para aquellos que pedían una reformulación del personaje. Todos han sido recompensados de sobremanera con este vertiginoso viaje de Grant Morrison impulsado por ampuloso legado de Superman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s