Critica. Skyfall

Dirección. Sam Mendes.
Guión. Neil Purvis, Robert Wade y John Logan.
Int. Daniel Craig, Javier Bardem, Judi Dench, Ralph Fiennes.

Después de 50 años de trayectoria y con veintitrés películas del popular  agente secreto, puede que Skyfall sea la mayor aventura de James Bond desde Goldfinger. Cabiendo la certeza de que (aun resistido por muchos) Daniel Craig, definitivamente debe ser considerado como el mejor Bond desde Sean Connery.

El director Sam Mendes asume  la tarea de rendir homenaje a la clásica saga de espionaje en su 50 aniversario,  atreviéndose a llevar a Skyfall  hasta donde ninguna película Bond ha ido antes. No obstante la nueva producción  aún permanece arraigada a todo el legado de 007, con aventuras internacionales, Martinis agitados, el clásico Aston Martin, el esmoquin, el reloj Omega, los lugares exóticos llenos de hermosas mujeres, sumado al tema de  Adele sobre los títulos que evocan a los clásicos openings de 007 en la década del 60.

 Acaso el mayor logro de Sam Mendes en Skyfall está en generar empatía con un James Bond desde su faceta mas humana, poniendo énfasis en el  una visión arcaica  de los agentes secretos en el sofisticado mundo de la tecnología moderna, considerando la posibilidad de que Bond podría ser demasiado viejo para este nuevo contexto y panorama mundial. En esta oportunidad la vulnerabilidad de Bond – su falencia, su debilidad – le convierte en un personaje mucho más complejo y fascinante, percibiéndolo afectado física como psicológicamente, gracias a una estupenda interpretación de Daniel Craig que añade muchísima profundidad detrás de tanta oscuridad.De igual modo, Skyfall es la primera película que nos hace conocer un poco más acerca del  pasado de Bond, mientras ofrece un desenlace que hábilmente sirve de envión a la saga en el futuro.

 

Pero es el villano de Skyfall, Silva o Tiago Rodriguez (Jarvier Bardem) quien se roba la película por lejos, siendo un agente del MI6 al que todos dieron por muerto, y que resulta ser la  otra cara de una misma moneda con James Bond. Ambos agentes fueron entrenados simultáneamente por ‘M’ pero el Agente Silva cree que fue traicionado y abandonado en cumplimiento del deber por parte su ‘madre sustituta’. A diferencia de muchos villanos del universo Bond que buscan dominar el mundo a través de un caos orquestado, Silva es impulsado por un vínculo patológico y pseudo maternal con M (Judi Dench), su única y verdadera motivación para regresar desde las sombras a concretar su venganza. Javier Bardem elabora un personaje magnifico de sangre fría, gestos extravagantes, algo afeminado y tan intimidante como el Joker  de Ledger en “The Dark Knight”.

Skyfall en las manos del director Sam Mendes, se siente como la reinvención de todo un universo cinematográfico que encaja perfectamente después de medio siglo de historia en la pantalla grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s