Critica. GI Joe: Retaliation

Latest-GI-Joe-2-Retaliation-Wallpaper

Dirigida por Jon M. Chu (Step Up 2: The Streets y Justin Bieber: Never Say Never)  la película representa una  secuela de GI Joe: The Rise of Cobra. Esta vez sin tanto espíritu Naif y lejos de la estética Gamer, el relato nos presenta a un nuevo grupo de comando atiborrado de testosterona, agresivamente nacionalista, estúpido y nacionalista. GI Joe: Retaliation brega en la parafernalia de las soluciones expeditivas  mediante  la potencia de fuego de increíbles arsenales utilizados en miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos taponados de esteroides.

Luego de los acontecimientos de la película anterior, Zartan, miembro de COBRA capaz de cambiar su rostro mediante el implante de nanotecnologia (que seria la envidia de todos los laboratorios de estética femenina) asumió la identidad del Presidente de los Estados Unidos (Jonathan Pryce ), siendo una de sus primeras y mas drásticas medidas en el gobierno, ordenar el desmantelamiento de los G.I.Joe  incriminándolos por el robo de cabezas nucleares paquistaníes . Algunos Joes sobreviven y logran reagruparse Barricada (Dwayne “The Rock” Johnson), Flint (DJ Cotrona) y Lady Jaye (Adrianne Palicki) emprenden misión en busca de limpiar sus legajos,  exponer la conspiración, liberar de su cautiverio al verdadero Presidente de los Estados Unidos y vengar la memoria de sus compañeros.

Un collage de secuencias de acción se suceden de a modo vertiginoso, propio de la vieja época clipera de MTV… Claro que el realizador Jon Chu demuestra pericia mediante la opulenta puesta en escena de todas las coreografías de acción, pero carentes de toda tensión dramática que aportar al relató.  Solo con la única excepción de una impresionante lucha de espadas de Snake Eyes (Ray Park, veterano prodigio de las artes marciales y el lenguaje corporal)  balanceándose en las montañas del Himalaya.

La presencia en pantalla  de The Rock, aporta carisma a un relato sin sustancia, al igual que el actor coreano Lee Byung-hun, un verdadero talento en su cinematografía nativa, quien aun no ha sido debidamente explotado en Hollywood. Por desgracia, poco aporta la presencia de  Bruce Willis, interpretando al General Joseph Colton, el hombre que había creado a los G.I.Joes tiempo atrás.

… Resulta por demás ridículo el cameo del “músico” Wu-Tang Clan, líder del grupo RZA, como el maestro ciego de un antiguo dojo japonés que refugia a Snake Eyes durante el asedio de COBRA.

 Los momentos mas absurdos son aquellos que se elevan ante la total mediocridad de la película, es el ejemplo concreto, la escena en la que los banners gigantes de COBRA son desplegados desde la parte superior de la fachada de la Casa Blanca. Incluso, cuando el propio Comandante Cobra (que ya no es interpretado por el magistral Joseph Gordon Levitt) se revela ante el mundo,  para tomar el control de una cumbre internacional, donde los líderes del mundo libre debaten acerca de la destrucción de sus arsenales nucleares… Lo verdaderamente alocado de esta situación, deriva en una coreografía de acción de gran envergadura que pareciera ser una versión musical de Dr. Strangelove,  el clásico de Kubrick (con el debido respeto a su talento y memoria).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s