CRITICA. La vida de Adéle.

la vida de adele1

La vida de Adéle. 

Dirección: Abdellatif Kechiche .
Protagonizada por Adele Exarchopoulos y Léa Seydoux .  

 “La vida de Adéle” captura la urgencia y la sencillez del primer amor, indaga exhaustivamente en su intensidad, su condición desesperada,  su entrega sin límites. Y por supuesto, en el dolor implícito cuando se continúa amando desesperadamente, aun enfrentando el desarraigo de una relación. Es en esta instancia donde el meticuloso trabajo del realizador Abdellatif  Kechiche y su protagonista, Adele Exarchopoulos, ponen de manifiesto la gravedad  acerca de lo desposeído que se encuentra un ser ante  la evocación de un amor inolvidable.

Adéle (Exarchopoulos) aun adolece a la vida, pero cuando ve por primera vez a Emma (Seydoux),queda absolutamente cautivada. Esa mujer, solo algunos años mayor que ella, estudiante de arte, con la irreverencia de su cabello  azul, representa el ideal de pasión, identidad y aspiraciones que la joven anhela. Es amor a primera vista.

Sin distinción de sexo o sexualidad,.aquí verdaderamente poco importa que se trate de una la historia de amor entre dos jóvenes lesbianas, ya que el relato cala en lo más profundo de todo aquel que alguna vez amó desmesuradamente y ha sentido la pena mas amarga cuando estaba siendo despojado de semejante sentimiento. La película de Abdellatif  Kechiche se consagra como un relato de extraordinaria riqueza y complejidad emocional, mediante una obstinada observación capaz de aprehender los sentimientos más íntimos de sus protagonistas, sin perderse ningún signo revelador como indicio de un amor profundo.

 lavidadeadele2

 La vida de Adèle es la desgarradora afirmación acerca de nuestra habilidad de amar profundamente y perderlo todo. Entendiendo que el amor posee una intensidad capaz de abordarnos de manera arrolladora, siendo en ocasiones el salto al vació y la perdida control que elegimos en contraposición a la mesura y la advertencias de la razón. Exactamente de eso trata esta película, en su logrado intento de concentrar toda la potencia de un rayo en un relato y registrar el instante en que el amor nos atraviesa como una fuerza de la naturaleza.

Kechiche en su trabajo de realización se mantiene lo más cerca posible de los actores, ejerciendo un tratamiento narrativo sumamente descriptivo y registrando toda reacción natural o indicio de sensualidad, como el preámbulo de un beso,  una sonrisa cómplice o una mirada sugerente.

Claro esta que para muchos “La vida de Adèle”, trasciende por la explicites de una escena de sexo entre Léa Seydoux, Adèle Exarchopoulos, optando por quedarse con la parte por el todo. Siendo que la magistral escena ofrece una perspectiva del acto sexual inherente a dos mujeres hacen todo lo físicamente posible por conectarse. Trascendiendo el carácter explicito de la escena en si misma por el significado implícito en el descubrimiento de matices emocionales.El caso es que la (muy discutida) escena de sexo ofrece la profundidad necesaria para que el romance y la desmesura de los personajes se sientan auténticos. Siendo funcional a la progresión del relato, logrando ilustrar de manera sincera el sentimiento que sirve de puente entre los mundos completamente diferentes de Emma y Adéle.

Respecto de las actuaciones. Adèle Exarchopoulos ofrece un trabajo descomunal, con una naturalidad sin precedentes  desnuda el  alma en cada escena, algo realmente fascinante. En tanto que  Lea Seydoux, es la representación mas desenfrenada del eros, siendo que Emma comparte un cariño puro por Adele, pero a diferencia de la jovencita,  ella jamás permitirá ser poseída, desbordada o entregarse al misterio, la ansiedad y el vértigo que significa saltar al vació en una relación amorosa.

adelenovelagrafica

La película del realizador Abdellatif Kechiche, esta basada en la novela grafica “Le bleu est une couleur chaude “de Julie Maroh. Es pertinente destacar que en la obr original, hay implícito un sentido compositivo pictórico, que evoca al “periodo Azul de Picasso”, el cual se representaba la desesperación, la soledad y la desdicha. Algo que comprenderán todos aquellos que hayan amado y pasado por una ruptura sentimental, rememorando viejas heridas mediante el reflejo de esta moderna historia de amor.

Julie Maroh en las diferentes viñetas de la novela gráfica hace destellar el mismo azul del cabello de Emma, para subrayar rasgos u objetos de suma importancia en la página. El trazo natural, suave y fluido de Maroh es ideal para transmitir la emoción necesaria de cada ilustración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s