CRITICA. La vida secreta de Walter Mitty

wmitty1
La vida secreta de Walter Mitty.
La increíble vida de Walter Mitty.

Dir: Ben Stiller.
Int: Ben Stiller, Kristen Wiig¸ Shirley MacLaine, Sean Penn.

El cuento de James Thurber “La vida secreta de Walter Mitty” (1939) nos presentaba a  hombre sin pretensiones, que se escapaba de su vida monótona mediante un frondoso imaginario que lo  convertía en un héroe de guerra o un piloto de pruebas, de modo que el terreno de la fantasía le ayudaba a mitigar la rutina y el aburrimiento de las actividades cotidianas. La obra de Thurber, se traslado al cine en primer término con la adaptación de   Norman McLeod de 1947, que entonces contó con los protagónicos de Danny Kaye, Virginia Mayo y el genial Boris Karloff. En aquella versión se hizo énfasis en los sueños y la fantasía como un desahogo espiritual que manifestaba una necesidad de escapismo para la agitada  sociedad de posguerra Americana.

Walter Mitty (Ben Stiller) es un hombre metódico, que presupuesta cuidadosamente su vida, estando al cuidado de su madre anciana (Shirley MacLaine) y es  demasiado tímido para acercarse a una nueva empleada de contaduría (Kristen Wiig) que a lo largo de la película se convertirá su incentivo y  el objeto secreto de sus afectos.  Walter ha dirigido los archivos de negativos fotográficos de la revista Life durante 16 años, siendo el único enlace entre la revista y un temerario fotógrafo (Sean Penn), quien trabaja a la vieja usanza de rollos fotográficos, los que periódicamente  envía a Walter Mitty. Pero será un negativo perdido en el envió del fotógrafo lo que impulsara a Walter a dejar de estar atrapado en la responsabilidad y su propia timidez, para improvisar y salir  a ver la vida, a recorrer  el mundo en una aventura inesperada, tan impresionante como cada uno de sus sueños.

 wmitty2

Hay que mencionar que Ben Stiller en cuando ejerce el oficio de director ha mostrado una predilección por hacer encajar las situaciones con el “absurdo” de dibujos animados de antaño y la comedia de Slapstick (“bufonada” o “payasada”) con el propósito de exceder los límites del sentido común y establecer la  sátira como su rubrica personal, prueba de ello es la muy controvertida  “The Cable Guy”, la extravagante “Zoolander” y la sarcástica visión  de Hollywood en “Tropic Thunder”.

En esta versión dirigida por Ben Stiller, cuenta con un momento decididamente clipero y onírico (propio del personaje), cuando suena David Bowie con “Space Oddity”, si bien se trata de la escena mas humilde en cuanto a recursos visuales, destaca ampliamente ante los cuantiosos efectos visuales que se extienden a lo largo de una película que parece apoderarse de todo el impacto visual de cuanto trailer de temporada este a su alcance.

Con la remake de “La vida privada de Walter Mitty”, Ben Stiller ha querido dejar de lado al soñador en virtud de promover a un “hombre promedio que motivado por el idealismo se eleva por encima de la rutina como el héroe menos pensado” en tiempos de crisis y purificación corporativa. Olvidando que el relato de Thurber, es claro en que solo se trata de soñar y no refiere a una epopeya motivacional acerca de la  importancia y la posibilidad de cumplir nuestros sueños. De modo que el Walter Mitty contemporáneo parece ser concebido exclusivamente por el marketing,  mediante la mixtura de un libro de autoayuda y una preciosa campaña publicitaria, en la que cada elemento parece calculado para dar servicio a un producto que evoca al sentimentalismo en escena y posicionar un  producto en los mercados internacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s