A propósito de Daredevil, desde el comic al suceso de Netflix

dd1

Publicado en Loco X El Cine 20/04/2015.

Dicen que la justicia es ciega, de modo que el abogado Matt Murdock, ciego desde pequeño después de un accidente, corre con ventaja en el ámbito de los vericuetos legales, si bien apela a una ambivalente noción de la justicia como un vigilante fuera de la ley. Daredevil, “el hombre sin miedo”, es toda una mixtura de contradicciones éticas, morales y religiosas que fueron acertadamente adaptadas en la reciente serie de Marvel/Netflix.

Stan Lee y Bill Everett idearon a Daredevil para Marvel en 1964, entonces inspirados en el aventurero del mismo nombre creado en 1930 por Jack Binder y Jack Cole (creadores de PlásticMan) para Lev Gleason Publicaciones. Vale recordar que aquel precedente de Daredevil , había sufrido un severo trauma en la infancia durante la muerte de sus padres por lo cual había perdido el habla. Otra de las inspiraciones de Stan Lee para dar forma a Matt Murdock, su intrépido abogado y vigilante,  fue  el detective ciego Duncan McLain, creado por el escritor H. Baynard Kendrick para una serie de novelas Noir.

Como toda creación de Marvelita de los 60, la tragedia y la ciencia se cruzan en el destino de Matt Murdock cuando aún era un niño, perdiendo la visión durante un accidente vial con material radiactivo que agudizo sus sentidos, como una suerte de radar. Matt Murdock  también ha seguido una rigurosa disciplina  en el entendimiento de diversas artes marciales, que sumado a sus poderes adquiridos, lo definen como una suerte de ninja urbano, impartiendo justicia fuera por fuera del sistema legal.

Daredevil tiene una característica interesante, si bien surgió durante la revolución creativa de Marvel Comics en los años 60, siempre quedo relegado un pelotón de segunda línea de la editorial, muy por detrás de consagrados como Spider-Man, Hulk, Capitán América,  los 4 fantásticos y los X-Men. Aun siendo bien recibido por los lectores, la creación de Lee y Everett durante sus primeros años de años de publicación, fue tomado como una suerte de recreo de aventuras cósmicas, épicas y colosales, por parte de los más legendarios autores de Marvel Comics, es el caso de Wallace Wood, Romita Sr, Gene Colan, Gil Kane y el mismísimo Jack Kirby.

Hasta finales de la década del 70, Daredevil era el típico personaje de complemento, sus participaciones en el universo Marvel  no tenían un pulso propio, incluso en   situaciones que iban en contra de su lógica interna, ya sea desde  viajes interestelares, poderes místicos, o confrontando a  villanos de poca añadidura. Sin embargo, un cambio radical estaba por suceder. sería la llegada de Frank Miller lo que habría de cambiar rotundamente el enfoque de las historias del personaje.

 DD MWF

La reinvención de Frank Miller a finales de los 70.

Por entonces Frank Miller, era un joven y prometedor artista que había dibujado  a “el hombre sin miedo” en los títulos de Spider-Man y una vez contratado para asumir labores como artista en Daredevil, se planto insistentemente ante los editores para asumir el control creativo del título. Con Miller definitivamente al frente y con el control creativo de Daredevil, el cómic ganó un tono más oscuro y brutal, orientándose hacia un lector más adulto, apelando a la paulatina  reinvención de Matt Murdock como un conflictuado vigilante oscuro.

Miller aporto a Daredevil influencias del ritmo narrativo del manga Lone Wolf & Cub creado por creado en 1970 por Kazuo Koike y Goseki Kojima para Weekly Manga Action, además, dada su ferviente admiración por Will Eisner creador de The Spirit y Johnny Law, Miller se propuso explorar en las páginas de Marvel aquellos experimentos en la narración gráfica que Eisner instauro en la década del 40, entiéndase como la estela dinámica de los personajes en las coreografias de pelea dentro de una viñeta, o la integración de los fondos y escenarios desde su concepción plástica en la pagina. Todo consagro a Daredevil con el sustento y la personalidad que el héroe urbano requería.

El Ninja Católico. 

A Frank Miller le debemos esa faceta “ninja” de Matt Murdock, siendo el autor un apasionado de de las artes marciales y la filosofía oriental, de hecho, Miller considero necesaria la creación de un maestro para Matt Murdock. En esta instancia se presenta en las viñetas,  Stick, un Sensei errante, fuertemente inspirado en Zatoichi el mítico personaje de la cultura japonesa. Stick disciplina a Matt Murdock en todo tipo de artes marciales, quedando pendiente la asignatura de consagrar la muerte en todo ritual que representa una batalla,  es aquí donde impera el mayor peso de la culpa y la penitencia que Matt Murdock  carga como un ferviente católico encaminado a  reafirmar su fe, lo que le impida hacer justicia por mano propia en las oscuras calles de su ciudad, la cocina del infierno .

Las historias de Daredevil ganaron mayor realismo mediante la participación de Kingpin (originalmente un villano de Spider-Man), acaso el némesis absoluto de Matt Murdock, quien le sirvió a Miller a la hora de desarrollar un señor del hampa, que  fuese el detonante para que Daredevil emprendiese  una encendida cruzada para luchar contra crimen organizado.  Miller hace de Wilson Fisk/Kingpin, una dicotómica figura  intocable de la alta sociedad, que maneja el crimen organizado en los bajos fondos de Nueva York. Es interesante reconocer que Fisk  se enfrenta a Matt Murdock en el ámbito de las contiendas del sistema legal del que -corrupción mediante- lograra eludir, para enfrentarse golpe a golpe ante  Daredevil en toda instancia concluyente.

El entorno y los personajes de Daredevil, crecieron sustentados en la participación de villanos y otros tantos personajes lejanos de instancias maniqueas, como la sensual Elektra , una celosa creación de Frank Miller en Daredevil #168 (enero de 1981)  inspirada en Sand Saref,  la femme fatale de que Will Eisner ideo para The Spirit en la década del 40.

Se puede considerar Elektra junto a Selina Kyle/Catwoman, como las mujeres mas indómitas de la historia de los cómics de superhéroes. Elektra Natchios fue una joven de origen griego, que conoce a Matt Murdock en la universidad, aunque cuando el padre de la joven es secuestrado y asesinado, Matt advierte que ella se está perdiendo en un camino de venganza. Sera entonces cuando  Elektra, muy a su pesar renuncia la relación que ambos sostenían y viaja a Oriente, donde se adoctrina en  artes marciales, se convierte un Ninja como Matt Murdock, aunque jamás encontrara la paz en la muerte de sus adversarios. Claro que  Daredevil y Elektra volverán a enfrentarse, absortos en un vendaval de sentimientos, con los consabidos dilemas morales y éticos obvios.

Vaya simetrías y admiración demuestra FrankMiller por Will Eisner (durante toda su obra), que tanto Spirit como Matt Murdock/Daredevil serán personajes que jamás superarían la perdida y el amor truncado que representan estas enigmáticas figuras femeninas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s